Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/15/2019 2:22:00 PM

El nuevo de la FDN

El gran reto del nuevo presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), Francisco Lozano Gamba, es consolidar el papel de la entidad como el gran estructurador y financiador de la infraestructura en el país.

En pocos años la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) se ha convertido en una de las entidades más relevantes del país: no solo ha liderado la financiación del programa de concesiones viales de cuarta generación (4G) –el más ambicioso en la historia del país– sino que ha estado detrás de la estructuración de proyectos tan importantes como el Metro de Bogotá, la renovación de la flota de Transmilenio y hasta Electricaribe, entre otros grandes temas.

 Sin embargo, la salida de Clemente del Valle, quien lideró desde 2013 la creación y crecimiento de la entidad, generó temores y especulaciones en torno al rumbo de la FDN, en especial por la larga interinidad en que estuvo el cargo en los últimos meses.

 Por esto, la llegada de Francisco Lozano Gamba, un ejecutivo con más de 25 años de experiencia profesional en temas de infraestructura tranquilizó ‘las aguas’ y produjo una mayor certidumbre en el sector. Lozano “respira infraestructura”, como él mismo dice, pues ha dedicado prácticamente toda su vida al sector y está acostumbrado a estructurar y buscar la financiación para grandes proyectos. “No solo infraestructura, pero siempre infraestructura”, sintetiza en un juego de palabras.

 Además, su paso por diferentes entidades que van desde el Ministerio de Hacienda, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) hasta la Vicepresidencia de Inversiones de Corficolombiana, pasando por la creación de uno de los fondos de infraestructura más grandes del país, Inverlink-Ashmore, le ha dado la oportunidad de entender el sector con visiones diferentes: desde lo público hasta lo privado, como regulador y como administrador, como gestor de fondos y encargado de identificar oportunidades de inversión.

 Tal vez por esa razón, además de continuar con los cierres de los proyectos de concesiones de cuarta generación 4G, Lozano afirma que su gran reto es ser el gran estructurador y facilitador de proyectos en el país. “El gran reto es buscar y ayudar a estructurar nuevos proyectos, no ideas”.

 Además, precisamente ante la falta de capacidad para estructurar proyectos que tiene el país, en especial en las regiones, quiere ayudar a los entes territoriales a estructurar sus proyectos. Por ejemplo, impulsar en las grandes ciudades temas como los sistemas de transporte masivo o en las regiones el desarrollo de vías terciarias que sean claves para su competitividad, o de plantas de saneamiento. También habla de estar en nuevos sectores como energías renovables y Asociaciones Público Privadas (APP) en temas diferentes a vías, como infraestructura social.

 Sin embargo, tiene claro que hay que continuar con el importante papel que ha cumplido la FDN en 4G. De los 14 cierres definitivos y 4 créditos puentes que se han dado, la entidad ha intervenido en 11 y un crédito puente. Pero no solo financiando directamente sino identificando los problemas y fallas del mercado para crear soluciones innovadoras.

 Al preguntársele por los efectos que traerá el fallo de la Ruta del Sol II sobre la financiación se muestra confiado en que seguirá en aumento y afirma que el contrato de 4G es muy diferente al de este proyecto.

 Sin duda, la llegada de alguien con un perfil técnico y no político –su selección se hizo mediante una firma cazatalentos internacional– demuestra las grandes fortalezas de la entidad como su sólido gobierno corporativo, similar al de ISA y Ecopetrol, con una Junta Directiva independiente y un manejo basado en fundamentos técnicos. Hay que recordar que esta entidad tiene como socios a entidades multilaterales como la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF, antes conocido como Corporación Andina de Fomento). Actualmente la IFC y el banco japonés Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC), líder internacional en financiación de grandes proyectos, cuentan con 8,9% de las acciones de la organización cada uno, la CAF con 8,7%, y, el gobierno nacional, accionista mayoritario, tiene el 73,4%.

 Su capital regulatorio actualmente asciende a más de $3,63 billones ($2,5 billones provenientes de la venta de Isagen y que hoy están en bonos subordinados). Y dado que la entidad tiene un límite individual de crédito entre 20% y 25% de dicho monto, y puede apalancarse hasta 10 veces, le daría una capacidad para prestar recursos por más de $30 billones. A la fecha, la FDN ha comprometido $6,74 billones que se encuentran firmados y en proceso de desembolso.

 Además, este año creó un fondo de capital privado junto con todas las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) del país por $1,47 billones. En este fondo de capital coinvertirá con el Caisse de dépot et placement du Québec (CDPQ), uno de los 10 principales inversionistas institucionales en infraestructura del mundo, que aportará otros $1,53 billones. Con esta nueva plataforma, producto de la alianza entre la FDN, las AFP colombianas y CDPQ, se busca realizar inversiones hasta por $3 billones en los sectores de energía, transporte, infraestructura social, telecomunicaciones, agua y saneamiento básico, entre otros. Sin duda, un salto para el país en materia de financiación de infraestructura.

 Para Lozano, la principal fortaleza de la organización es el equipo, conformado por cerca de un centenar de profesionales trabajando en la financiación, estructuración y desarrollo de proyectos de infraestructura. “Encontré una muy buena entidad con un gran equipo”, señala.

 Sin duda, el gran objetivo del nuevo presidente de la entidad es seguir trabajando en consolidar a la FDN como el gran financiador de proyectos “bien estructurados” de infraestructura en el país.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.