Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/23/2019 1:35:00 PM

Nuestro Acuerdo Comercial, un caso claro de beneficio mutuo

En el contexto actual en el que el proteccionismo gana terreno a nivel global, es importante tener un debate riguroso y basado en hechos acerca de los efectos de los Acuerdos Comerciales entre dos socios. Un análisis de Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia.

Tras leer el artículo "Exponiendo a los enemigos de los mercados libres" del 16 de septiembre quisiera precisar algunos aspectos y refutar algunos mitos que se escuchan frecuentemente. 

Históricamente, Colombia ha tenido un superávit comercial con la Unión Europea pero esta tendencia se ha invertido ligeramente en el 2018. La balanza comercial entre dos socios está ampliamente influenciada por el crecimiento de sus respectivas economías, y sobre todo, por la demanda interna. Si tomamos la media de los últimos 10 años, el PIB colombiano ha estado creciendo a un 3,5% mientras que el de la UE a un 1%. Este crecimiento de la economía colombiana implica un aumento en la demanda de todo tipo de bienes y servicios – por ejemplo, una mayor demanda de bienes de capital desde la UE, importaciones necesarias para sostener el desarollo industrial de Colombia. Por lo tanto, considerar que un país está "perdiendo" cuando tiene un déficit comercial es simplemente incorrecto, aunque desafortunadamente se trata de una opinión extendida en el debate global actual.  

Es, al contrario, una señal de salud y estabilidad de la economía Colombiana; con un aumento significativo del PIB per cápita (un 25% en los últimos 10 años) el consumidor colombiano se interesa por nuevos productos de calidad, como pueden ser el vino y los licores producidos en Europa. Gracias al Acuerdo Comercial con la Unión Europea, los consumidores colombianos tienen una mayor elección de este tipo de productos de calidad y a precios más reducidos.  

En cuanto a las exportaciones desde Colombia a la Unión Europea, gracias al Acuerdo están mucho más diversificadas. En el caso de Estados Unidos, y especialmente en el de China, la mayor parte de la canasta exportadora la conforman los minerales. En cambio, la participación de los minerales hacia la Unión Europea se ha ido reduciendo a lo largo de los años hasta llegar al 21% en el primer semestre de 2019, al mismo tiempo que las exportaciones totales crecen a buen ritmo. Los productores agrícolas de Colombia son los que más se benefician de esta diversificación: las exportaciones agrícolas a la UE han aumentado más del 45% entre 2012 y 2018 y actualmente representan una participación mayor en las exportaciones de Colombia a la UE que los productos minerales.

Con el acceso preferencial que brinda nuestro Acuerdo, los principales productos agrícolas de exportación de Colombia han registrado importantes tasas de crecimiento: banano (13%), café (21%), aceite de palma (400%) y flores (30%). Pero además se han abierto nuevas oportunidades comerciales como en el caso del aguacate, cuyas exportaciones pasaron de ser inexistentes a representar una industria de € 57 millones en 2018 que continúa creciendo. Las cifras demuestran que también existe un gran potencial para los productos agrícolas elaborados con mayor valor añadido. Teniendo en cuenta este panorama, el Acuerdo es un instrumento idóneo para el desarrollo del campo y zonas rurales en el marco del posconflicto.

También hemos podido observar importantes incrementos en exportaciones industriales y manufactureras desde la entrada en vigor de nuestro Acuerdo. Algunos casos de éxito son las manufacturas de plástico, los vestidos de baño para mujeres, los productos cerámicos y los alimentos elaborados. 

Por último cabe destacar que la UE sigue siendo el mayor inversionista en Colombia y cada vez más empresarios europeos consideran este país como un destino atractivo para sus negocios. En 2018 la IED de la UE representó el 40% del total de la inversión extranjera en Colombia con un monto de € 4,3 mil millones, particularmente en industrias productivas como las comunicaciones, la industria manufacturera o el sector hotelero, promoviendo así la creación de empleos formales. 

En definitiva, el Acuerdo Comercial entre Colombia y la UE es un claro caso de beneficio mutuo. Aunque construir muros, cerrar fronteras y levantar nuevas barreras tarifarias parece estar en boga, creemos que solo contribuyen a tener una economía menos eficiente y a una pérdida neta de empleos. Podemos ver como se cometen errores de este tipo en otras partes del mundo, y sus consecuencias ya se pueden observar en la economía mundial. Ante este panorama la Unión Europea mantiene un círculo de amigos con países que piensan que el comercio es positivo y, sin duda, Colombia forma parte de este grupo.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.