Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/07/19 00:01

    El ciclo económico más largo

    El ciclo económico más largo y también el más débil.

COMPARTIR

EE.UU. ha igualado en el segundo trimestre el récord del periodo más largo e ininterrumpido de aumento del PIB establecido en los años noventa. Sin embargo, esta vez, el crecimiento acumulado es el más bajo de todos los periodos largos históricos. A medida que estos años de expansión se han extendido, se ha vuelto cada vez más fácil encontrar a personas seguras de que pronto llegará el fin. Y no ha sucedido así.

Uno de los causantes de este fenómeno es la tecnología, que entre otros aspectos ha permitido que la inflación se mantenga en terreno paradisiaco. Cualquiera hoy puede coger Uber para ir al aeropuerto, viajar barato buscando en Google Vuelos y dejando el destino vacío (aparece un mapa con los precios más bajos a cualquier lugar del mundo) y al aterrizar, volver a coger Uber. Todo esto ha generado una reducción de precios muy deseable al aumentar la transparencia y reducir los intermediarios.

Los ciclos son causados por cambios en el gasto que superan la capacidad de respuesta de precios y salarios. Las recesiones ocurren cuando, ante un menor gasto, las empresas venden menos y despiden trabajadores, lo que hace que el gasto caiga aún más en lugar de ajustar precios y salarios para equilibrar oferta y demanda. Ha habido cambios moderados en la economía que hacen que el gasto sea menos volátil y que haya una mayor disposición de los bancos centrales a aumentar la demanda cuando las cosas se ponen peligrosas.

Según The Economist, la notable longevidad de esta expansión no significa que vaya a morir de vejez, sino que ninguna de las cosas que generalmente ponen fin a las expansiones, como los problemas en la industria y la inversión, los errores de los bancos centrales y las crisis financieras, ha aparecido con la guadaña.

En la segunda mitad del siglo XX, la gente pronosticaba recesiones prestando atención a los inventarios porque, cuando las compañías planificaban, una modesta caída en la demanda hacía que los fabricantes redujeran la producción abruptamente y agotaran existencias, lo que profundizaba la caída. Este factor ahora parece menos importante: una mejor gestión de la cadena de suministro ha reducido los inventarios. Y la industria manufacturera ha ido reduciendo su importancia en la economía mundial. Esto hace que sea más fácil seguir adelante cuando las fábricas se ralentizan. Las manufacturas se han desplomado con la guerra comercial, pero los servicios se han mantenido.

Los servicios han reemplazado los bienes en partes de la cadena de suministro donde los equipos se proporcionan a pedido en lugar de comprarse. A la vez, algunas empresas que parecen producir productos se concentran cada vez más en el diseño, la ingeniería de software y el marketing, con su producción real externalizada.

La inversión en su conjunto está cada vez más dominada por grandes empresas de tecnología. En el último año, las del S&P 500 invirtieron 318.000 millones de dólares incluido el gasto en I+D (un tercio de la inversión del índice). Gran parte es inversión en infraestructura en la nube. La inversión física ya no tiene el significado que solía tener.

Por otro lado, la única vez que la inflación hizo que los tipos de interés fueran una decisión difícil fue en 2018, cuando la economía estadounidense se aceleró con los recortes de impuestos de Trump. Pero la guerra comercial se calentó, la economía mundial se enfrió y el riesgo de inflación que a la FED le preocupaba había disminuido: “Más vale una onza de prevención que una libra de cura”. Solo la FED podría responder a una recesión con recortes significativos en los tipos a corto plazo sin pasar al incierto reino de los tipos negativos.

El tamaño del sector financiero contribuyó a que la crisis de 2007-2009 fuera particularmente dura. En EE.UU., las finanzas ahora representan la misma proporción de la economía que en 2007. Afortunadamente, no hay evidencia de una burbuja especulativa como la de la vivienda en ese entonces. Es cierto que la deuda de las empresas no financieras está en su punto más alto, pero los activos vinculados no son tan poco fiables como los de hace una década.

Los bajos tipos de interés también ayudan mucho a explicar los altos precios actuales de los activos, que reflejan el valor de los ingresos futuros (más valiosos ahora). Y tipos de interés más altos no están por ahora en el guion.

Un análisis del Banco de Pagos Internacionales muestra que desde la década de 1980, el ciclo financiero, en el que el crecimiento del crédito alimenta una crisis posterior, ha crecido en amplitud pero se ha mantenido en unos 15-20 años. EE.UU. aún no está en la parte de auge del ciclo. El sector privado (hogares y empresas) sigue siendo un ahorrador neto, en contraste con finales de los años noventa y finales de la década pasada, señala Goldman Sachs.

La expansión sin precedentes de la economía mundial parece saludable y es posible que continúe durante algún tiempo. Cuanto más lo haga, más parecerá que el mundo realmente ha hecho un cambio hacia la moderación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.