Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/06/27 00:01

    Errores de comunicación que comenten los emprendedores: expresiones que usted debe evitar

    Primero que todo: pare de sufrir.

COMPARTIR

Cada vez que escucho a algún emprendedor acudir a un lenguaje exacerbado que busca mostrar cómo logró salir adelante y crecer luego de haber salido del infierno y cómo una vez habiendo resucitado de las cenizas como el fénix logró sacar adelante a su familia, pucha, me revuelve el pensadero y pierdo total interés. Hay quienes comienzan con el clásico: “No teníamos nada en casa y me he hecho a pulso”…miércoles, pareciera que en lugar de mostrarse como unos ganadores estuvieran pidiendo limosna y buscando una ovación al unísono para validar algo que se puede demostrar sin necesidad de ponerle tinte de drama, pobreza y escasez. 

Parta de algo, como buenos latinos, el drama circunda nuestras vidas y todos tenemos nuestra historia de superación, todos tenemos a un tío borracho, un dejo de familia disfuncional, llantos en la niñez, etc. Pues si, es lo que hay y como buenos seguidores de la morenita de Guadalupe, hemos sido ungidos con su airecito para hacer de él, el motor de superación de nuestras vidas y proyectos. Pero señoras y señores, por favor, acudir a ello como instrumento de construcción de marca para usted y su emprendimiento, es algo que en lo personal, aconsejo no hacer.

Le puede interesar: El reto de pasar “del dicho al hecho” y lograr una Colombia sostenible

Al respecto, si usted compara a los emprendedores latinos con los gringos, ellos tienen claro el dicho que dice “fake it until you make it” (aparéntalo hasta lograrlo), que en “cristiano” significa: muéstrese grande, fiable, confiable, idóneo, más no busque consideración, palmadas en la espalda que en última generan más lástima que admiración. Ellos se la creen y convencen a partir de la inspiración y no de la lástima.

Debía comenzar mi columna de cada jueves con este desahogo. Lo necesitaba porque, coincidencialmente, he conocido en los últimos tres meses a varios emprendedores por medio de conferencias y eventos sobre emprendimiento que utilizan este y otros lenguajes nefastos que no le ayudan a sus ideas y modelos de negocio, sino que más bien, se encargan de minarlos y aniquilarlos,, lentamente.… 

Recuerde que usted tiene un activo en construcción: su marca. Este es en últimas, el activo más valioso que tendrá usted y su emprendimiento. La marca tiene dos sinónimos: confianza y certidumbre. Si usted logra generar estas dos sensaciones en sus socios, clientes, aliados, etc., créame que su emprendimiento va por buen camino y será sostenible.

Le sugerimos: El mercado de carbono: un negocio verde con futuro en Colombia

Vamos a repasar entonces algunas palabras, frases y estilos que desfavorecen la marca de un emprendedor. No entraré en carreta, sino que por el contrario, iré directamente a los ejemplos y haré paralelos entre lo que uno ve en el mundo del emprendimiento colombiano y aquello que en definitiva, se puede hacer mejor. Usted, con toda seguridad apreciará la diferencia y si me compra las recomendaciones, corregirá su estilo.

Dibuje hechos en el futuro y tráigalos al presente:

  • La manera como comunicamos: “Estaremos desarrollando el proyecto hasta septiembre 2020 y lograremos: a,b,c”
  • La manera como usted logra generar mayor confianza: “En septiembre 2020 habremos finalizado el proyecto con los siguientes logros: a,b,c y posteriormente sucederá: x,y,z”

Comunicar un plan futuro enmaracándolo en un período de tiempo, ayuda a generar la impresión de que su estrategia está siendo puesta en marcha, que la situación está bajo control y que lo que usted prometió, se cumplirá.

Adicionalmente, si contextualiza sus objetivos al hacer mención de los logros alcanzados, los tiempos transcurridos y los pasos a seguir, podrá generar una percepción de conocimiento, dominio del proceso, reconocimiento de los riesgos y con ello, logrará disminuir la incertidumbre de su interlocutor.

Vea también: Sostenibilidad: Cuesta trabajar en equipo y el culto por el extranjero

Evite las “ías”: 

Hay palabras que evidencian sueños e intenciones y no acciones. Tratar es una de ellas. La escucho todo el tiempo cuando trabajo con los emprendedores: “Vamos a tratar de desarrollar una solución…”.. y me pregunto: ¿tratar?, compadre, sigue tratando y cuando lo hayas logrado yo ya habré encontrado quien sea capaz de hacer lo que necesito.

Hay otras palabras que se tiñen de un aire tan gaseoso que lo último que generan es certidumbre y confianza:

  • La manera como comunicamos: “Me gustaría hacerle una propuesta y a partir de ella, quisiéramos lograr a,b,c”
  • La manera como usted logra generar mayor confianza: “Le haré una propuesta con la cual lograremos: a,b,c. Se la envío el martes 3 pm.”

Elimine de su vocabulario palabras como: quisiera, me gustaría, si Dios quiere (sin ánimo de herir creencias, no tiene nada que ver con ello), ojalá, tal vez, si todo sale bien, etc. Haga su lista, reflexione en qué tipo de retórica navega usted y respóndase: “¿Con este lenguaje estoy generando la confianza y certidumbre que busco generar?

En una próxima columna abordaré otro tema: cuándo conviene denominarse a sí mismo(a) como emprendedor(a) y cuándo no. De momento me despido porque el drama me llama.

Puede leer: El marketing verde: contra el cambio climático y la deforestación

Hasta el próximo jueves.

@julioandresrozo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.