Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/17/2019 8:02:00 AM

¿Qué es lo peor de la tributaria? esto es lo que más critican los economistas

En medio del debate por la nueva tributaria que tramita el Congreso, centros de pensamiento económico y reconocidos economistas están con los pelos de punta por algunas normas con elevado costo fiscal y excesiva generosidad.

Este martes 17 de diciembre las plenarias de Senado y Cámara comienzan la discusión final de los 152 artículos del proyecto de ‘Ley de promoción del crecimiento económico”, que modificará de nuevo el estatuto tributario. Pero antes de que se convierta en ley y los colombianos tengamos una nueva reforma tributaria, crecen las voces de analistas y expertos que llaman la atención sobre algunos temas que están allí contemplados y que podrían agudizar los problemas fiscales del país.

La mayoría de centros de pensamiento económico o de analistas económicos están de acuerdo en que se necesita una tributaria que promueva la inversión, pues de lo contrario se frenará el crecimiento de la economía y la generación de empleo. Sin embargo, también temen que algunos artículos puedan convertirse en un ‘remedio peor que la enfermedad’ ya sea porque son excesivamente generosos y ponen en riesgo la estabilidad fiscal del país o porque su efecto no llegará a los colombianos sino que abrirá paso a los ‘vivos‘ o a la corrupción.

Se trata de voces respetadas como las del director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, el ex director de Anif, Sergio Clavijo y el ex ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quienes en los últimos días han encendido las alarmas. Los tres coinciden en tres temas que aunque lucen muy populares, pueden terminar siendo muy ineficientes para el fisco.

A través de su columna en el diario El Tiempo, el sábado pasado el ex ministro Cárdenas llamó la atención sobre estos tres temas. Lo propio han hecho en conferencias y escenarios académicos Clavijo y Mejía, quienes han hecho incluso las cuentas del costo que tendrán estas medidas para las arcas del Estado.

Todos insisten en que el articulado debe mejorarse durante su paso por las plenarias del Congreso, que comienza este martes, ya sea eliminando los excesivos beneficios sectoriales allí contemplados o moderándolos, pues el costo final para el país puede ser muy alto. ¿Cuáles son esos temas que tienen con los pelos de punta a los economistas? Aquí le contamos.

1. Descuento del ICA del 100% a partir de 2022. Tanto el ex ministro Mauricio Cárdenas como el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, han expresado su total desacuerdo con mantener este beneficio en la reforma tributaria que se tramita en estos momentos en el Congreso. Los cálculos de Fedesarrollo indican que el costo fiscal para el país a partir de 2023 -cuando se aplicaría el descuento- podría ser de unos $5 billones (0,5% del Producto Interno Bruto) y que resulta excesivo frente al gran número de beneficios que se les están entregando a los empresarios (reducción de renta hasta el 30% y descuento del IVA a bienes de capital). Las cuentas del ex ministro Cárdenas son un poco distintas pues lo ha calculado en $7 billones. “Legislar y ganar aplausos hoy para que el próximo gobierno pague la cuenta no es una buena idea” dijo en su columna Cárdenas.

2. Tres días sin IVA. El gobierno lanzó esta propuesta hace solo unas semanas, en momentos en que la protesta popular y las marchas se estaban tomando las calles de las principales ciudades colombianas. Pretende que sean tres días al año escogidos al azar en los meses de enero, julio y diciembre. Sin embargo, para muchos economistas, se trata de una medida populista que además de costosa, y podría prestarse para que algunos ‘vivos’ decidan aprovecharse y sacar partido, mientras que para la mayoría de los colombianos no tendrá mayor impacto.

El ex ministro Cárdenas considera que estos días sin IVA “serán la mayor oportunidad para la evasión, pues las facturas se expedirán ese día así los productos se entreguen en otro momento. Lo mínimo que debe exigirse es que los días sin IVA se posterguen hasta que la factura electrónica no tenga excepciones”, asegura. Pero eso, de acuerdo con el mismo proyecto de ley, solo ocurrirá en 2023.

Clavijo también ha sido muy crítico del tema de hacer cambios en el IVA que luego terminen generando mayores costos fiscales. En su opinión, la principal falla de la ley tiene que ver con “la insostenibilidad fiscal que se estará generando por el drenaje de la tributación agregada”. “La recomendación de Anif consiste en elevar las posiciones del IVA que estaban en 0% y 5% hacia 19% de la tasa general, pero sin entrar a gravar 30% de la canasta básica que está exenta. Si esto se hubiera complementado con una mayor progresividad a nivel de los hogares y con el taponamiento de las exenciones a las firmas, entonces se habría asegurado una tributación cercana a 1% del PIB”, dijo en uno de sus recientes escritos Clavijo.

3. Exenciones sectoriales. Con el argumento de que potenciará la inversión y jalonará el crecimiento, el gobierno ha defendido a capa y espada las nuevas exenciones que contempla la tributaria para sectores específicos como la agroindustria, la economía naranja e incluso las denominadas ‘mega inversiones’, es decir, aquellos proyectos en los que los empresarios planean ejecutar presupuestos por más de 1 billón de pesos.

Sin embargo, estas exenciones generan nuevas perforaciones en el Estatuto Tributario y no es claro que tengan un efecto muy positivo. De hecho, en la misma reforma se plantea la creación de una comisión para revisar las exenciones, y esto ha dado pie para que algunos economistas consideren que es una verdadera paradoja que al mismo tiempo que se planea ponerle la lupa a este tipo de medidas, se estén incluyendo otras nuevas.

Para Mejía, de Fedesarrollo, “la tributaria en esencia son reducción de tarifa de renta y descuento de IVA a bienes de capital, que son temas importantes para jalonar inversión privada y el crecimiento. La reforma debería ser aprobada con estos dos temas. Eso sí, hay que tener cuidado con abrir aún más caídas del recaudo, que debe ser compensado con la misma ley. Ojala se pueda corregir”.

Por su parte, Clavijo ha dicho que pese a que el gobierno Duque insiste en que bajar la tributación empresarial generará la “confianza inversionista” y la llegada de nueva inversión, este esto no es del todo seguro. Además, critica que al no tener compensaciones adecuadas a través de una mayor cobertura del IVA, la ley estaría ‘coja’ y podría generar serios problemas de desfinanciamiento.

Cárdenas, por su parte, ha dicho que aunque la impronta ideológica del gobierno le apunta a crear más exenciones “cualquier beneficio tributario que comienza con la aprobación de un proyecto empresarial por un ministerio termina mal. Además de la inequidad que genera, es un caldo de cultivo de la corrupción”.

La discusión en las plenarias de Senado y Cámara comenzó y los economistas esperan que la sensatez se imponga y que la nueva reforma tributaria se apruebe con los temas que más le aportan al país.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.